Cuando el sonido se puede atrapar y se convierte en una pieza que bien podría venderse en una joyería, como un diseño especializado, se llama Tot-em. Es la idea que pusieron en marcha dos estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid, Javi Pérez y Javi Jiménez, que transforma las ondas de un sonido grabado en un colgante o una escultura de madera, acero o plata.


0035
20:14
L’OFFICIEL ART – SONIDO HECHO ARTE

Cuando el sonido se puede atrapar y se convierte en una pieza que bien podría venderse en una joyería, como un diseño especializado, se llama Tot-em. Es la idea que pusieron en marcha dos estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid, Javi Pérez y Javi Jiménez, que transforma las ondas de un sonido grabado en un colgante o una escultura de madera, acero o plata.