Las pastelerías tradicionales siguen con todo su vigor, buena materia prima y excelentes elaboraciones luchan contra la bollería industrial y las meriendas cómodas y rápidas. Escribá, Mauri, La Mallorquina o San Onofre siguen demostrando que no hay precio si lo que se hace es bueno. Como dice Alejandro Montes de Mamá Framboise, un buen pastel no tiene que engordar. Falta pedagogía para poder disfrutar más de la artesanía culinaria pastelera.


0067
29:24
LA VIDA A BOCADOS – LAS MEJORES PASTELERÍAS DE MADRID Y BARCELONA

Las pastelerías tradicionales siguen con todo su vigor, buena materia prima y excelentes elaboraciones luchan contra la bollería industrial y las meriendas cómodas y rápidas. Escribá, Mauri, La Mallorquina o San Onofre siguen demostrando que no hay precio si lo que se hace es bueno. Como dice Alejandro Montes de Mamá Framboise, un buen pastel no tiene que engordar. Falta pedagogía para poder disfrutar más de la artesanía culinaria pastelera.