En 1985, Steve Avery recibió una condena de prisión basada en pruebas falsas, aportadas por la policía, por un delito que no había cometido. Después de 18 años, consiguió demostrarlo, recuperó la libertad y demandó al Condado de Manitowoc por más de 30 millones de dólares. Días después de presentar la querella, fue de nuevo detenido, junto con su sobrino, Bendran Dassey, y acusados de asesinato. Les condenaron a cadena perpetua. Desde la cárcel, sigue manifestando su inocencia y señalándose como víctima de la inquina policial. En el programa de hoy, les ofrecemos dos fragmentos de los interrogatorios tras su detención.


0040
12:07
ELENA EN EL PAÍS DE LOS HORRORES – LA ODISEA DE STEVE AVERY

En 1985, Steve Avery recibió una condena de prisión basada en pruebas falsas, aportadas por la policía, por un delito que no había cometido. Después de 18 años, consiguió demostrarlo, recuperó la libertad y demandó al Condado de Manitowoc por más de 30 millones de dólares. Días después de presentar la querella, fue de nuevo detenido, junto con su sobrino, Bendran Dassey, y acusados de asesinato. Les condenaron a cadena perpetua. Desde la cárcel, sigue manifestando su inocencia y señalándose como víctima de la inquina policial. En el programa de hoy, les ofrecemos dos fragmentos de los interrogatorios tras su detención.