El próximo jueves, en Elena en el País de los Horrores, hablaremos del culto narcosatánico de Matamoros y de su líder, Adolfo de Jesús Constanzó. Pero otra de las figuras esenciales para comprender esta historia es la de su primera lugarteniente, la madrina, Sara María Aldrete, quien cumple 62 años de cárcel por varios asesinatos rituales cometidos para la secta. Ella lo niega todo, se describe a sí misma como una víctima. Así lo refleja en sus memorias, “Me dicen la narcosatánica”, de las cuales les ofrecemos un fragmento, el momento en el que se convirtió en sacerdotisa del culto, dramatizado por Rafa Casette y Elena Merino.


0029
14:16
ELENA EN EL PAÍS DE LOS HORRORES – ADOLFO DE JESUS CONSTANZO Y SARA ALDRETE, PADRINOS DE UN CULTO LETAL

El próximo jueves, en Elena en el País de los Horrores, hablaremos del culto narcosatánico de Matamoros y de su líder, Adolfo de Jesús Constanzó. Pero otra de las figuras esenciales para comprender esta historia es la de su primera lugarteniente, la madrina, Sara María Aldrete, quien cumple 62 años de cárcel por varios asesinatos rituales cometidos para la secta. Ella lo niega todo, se describe a sí misma como una víctima. Así lo refleja en sus memorias, “Me dicen la narcosatánica”, de las cuales les ofrecemos un fragmento, el momento en el que se convirtió en sacerdotisa del culto, dramatizado por Rafa Casette y Elena Merino.